Cuadro girasoles van gogh

Vincent van gogh girasoles precio

Girasoles (título original, en francés: Tournesols) es el título de dos series de bodegones del pintor holandés Vincent van Gogh. La primera serie, realizada en París en 1887, representa las flores tendidas en el suelo, mientras que la segunda, realizada un año después en Arles, muestra un ramo de girasoles en un jarrón. En la mente del artista, ambos conjuntos estaban vinculados por el nombre de su amigo Paul Gauguin, que adquirió dos de las versiones de París. Unos ocho meses más tarde, van Gogh esperaba recibir e impresionar de nuevo a Gauguin con los Girasoles, que formaban parte de la Decoración para la casa amarilla pintada que preparó para la habitación de invitados de su casa de Arles, donde Gauguin debía alojarse. Tras la marcha de Gauguin, Van Gogh imaginó las dos versiones principales como alas del Tríptico de la Berceuse, y finalmente las incluyó en su exposición Les XX en Bruselas.

Poco se sabe de las actividades de Van Gogh durante los dos años que vivió con su hermano Theo en París, entre 1886 y 1888. El hecho de que ya había pintado Los girasoles sólo se revela en la primavera de 1889, cuando Gauguin le reclamó una de las versiones de Arles a cambio de los estudios que había dejado tras abandonar Arles por París. Van Gogh se enfadó y respondió que Gauguin no tenía ningún derecho a hacer esa petición: “Me quedo definitivamente con mis girasoles en cuestión. Ya tiene dos de ellos, que lo retenga. Y si no está satisfecho con el intercambio que ha hecho conmigo, puede devolver su pequeño lienzo de Martinica y su autorretrato que me envió de Bretaña[1], devolviéndome al mismo tiempo mi retrato[2] y los dos lienzos de girasoles que se ha llevado a París. Así que, si alguna vez vuelve a tocar este tema, ya le he dicho cómo están las cosas”[3].

El pintor de los girasolespintura de paul gauguin

Girasoles (título original, en francés: Tournesols) es el título de dos series de bodegones del pintor holandés Vincent van Gogh. La primera serie, realizada en París en 1887, representa las flores tendidas en el suelo, mientras que la segunda, realizada un año después en Arles, muestra un ramo de girasoles en un jarrón. En la mente del artista, ambos conjuntos estaban vinculados por el nombre de su amigo Paul Gauguin, que adquirió dos de las versiones de París. Unos ocho meses más tarde, van Gogh esperaba recibir e impresionar de nuevo a Gauguin con los Girasoles, que formaban parte de la Decoración para la casa amarilla pintada que preparó para la habitación de invitados de su casa de Arles, donde Gauguin debía alojarse. Tras la marcha de Gauguin, Van Gogh imaginó las dos versiones principales como alas del Tríptico de la Berceuse, y finalmente las incluyó en su exposición Les XX en Bruselas.

Poco se sabe de las actividades de Van Gogh durante los dos años que vivió con su hermano Theo en París, entre 1886 y 1888. El hecho de que ya había pintado Los girasoles sólo se revela en la primavera de 1889, cuando Gauguin le reclamó una de las versiones de Arles a cambio de los estudios que había dejado tras abandonar Arles por París. Van Gogh se enfadó y respondió que Gauguin no tenía ningún derecho a hacer esa petición: “Me quedo definitivamente con mis girasoles en cuestión. Ya tiene dos de ellos, que lo retenga. Y si no está satisfecho con el intercambio que ha hecho conmigo, puede devolver su pequeño lienzo de Martinica y su autorretrato que me envió de Bretaña[1], devolviéndome al mismo tiempo mi retrato[2] y los dos lienzos de girasoles que se ha llevado a París. Así que, si alguna vez vuelve a tocar este tema, ya le he dicho cómo están las cosas”[3].

Van gogh, historia de los girasoles

Girasoles (título original, en francés: Tournesols) es el título de dos series de bodegones del pintor holandés Vincent van Gogh. La primera serie, realizada en París en 1887, representa las flores tendidas en el suelo, mientras que la segunda, realizada un año después en Arles, muestra un ramo de girasoles en un jarrón. En la mente del artista, ambos conjuntos estaban vinculados por el nombre de su amigo Paul Gauguin, que adquirió dos de las versiones de París. Unos ocho meses más tarde, van Gogh esperaba recibir e impresionar de nuevo a Gauguin con los Girasoles, que formaban parte de la Decoración para la casa amarilla pintada que preparó para la habitación de invitados de su casa de Arles, donde Gauguin debía alojarse. Tras la marcha de Gauguin, Van Gogh imaginó las dos versiones principales como alas del Tríptico de la Berceuse, y finalmente las incluyó en su exposición Les XX en Bruselas.

Poco se sabe de las actividades de Van Gogh durante los dos años que vivió con su hermano Theo en París, entre 1886 y 1888. El hecho de que ya había pintado Los girasoles sólo se revela en la primavera de 1889, cuando Gauguin le reclamó una de las versiones de Arles a cambio de los estudios que había dejado tras abandonar Arles por París. Van Gogh se enfadó y respondió que Gauguin no tenía ningún derecho a hacer esa petición: “Me quedo definitivamente con mis girasoles en cuestión. Ya tiene dos de ellos, que lo retenga. Y si no está satisfecho con el intercambio que ha hecho conmigo, puede devolver su pequeño lienzo de Martinica y su autorretrato que me envió de Bretaña[1], devolviéndome al mismo tiempo mi retrato[2] y los dos lienzos de girasoles que se ha llevado a París. Así que, si alguna vez vuelve a tocar este tema, ya le he dicho cómo están las cosas”[3].

Dos girasoles cortados

Girasoles (título original, en francés: Tournesols) es el título de dos series de bodegones del pintor holandés Vincent van Gogh. La primera serie, realizada en París en 1887, representa las flores tendidas en el suelo, mientras que la segunda, realizada un año después en Arles, muestra un ramo de girasoles en un jarrón. En la mente del artista, ambos conjuntos estaban vinculados por el nombre de su amigo Paul Gauguin, que adquirió dos de las versiones de París. Unos ocho meses más tarde, van Gogh esperaba recibir e impresionar de nuevo a Gauguin con los Girasoles, que formaban parte de la Decoración para la casa amarilla pintada que preparó para la habitación de invitados de su casa de Arles, donde Gauguin debía alojarse. Tras la marcha de Gauguin, Van Gogh imaginó las dos versiones principales como alas del Tríptico de la Berceuse, y finalmente las incluyó en su exposición Les XX en Bruselas.

Poco se sabe de las actividades de Van Gogh durante los dos años que vivió con su hermano Theo en París, entre 1886 y 1888. El hecho de que ya había pintado Los girasoles sólo se revela en la primavera de 1889, cuando Gauguin le reclamó una de las versiones de Arles a cambio de los estudios que había dejado tras abandonar Arles por París. Van Gogh se enfadó y respondió que Gauguin no tenía ningún derecho a hacer esa petición: “Me quedo definitivamente con mis girasoles en cuestión. Ya tiene dos de ellos, que lo retenga. Y si no está satisfecho con el intercambio que ha hecho conmigo, puede devolver su pequeño lienzo de Martinica y su autorretrato que me envió de Bretaña[1], devolviéndome al mismo tiempo mi retrato[2] y los dos lienzos de girasoles que se ha llevado a París. Así que, si alguna vez vuelve a tocar este tema, ya le he dicho cómo están las cosas”[3].