Cuadro la muerte de marat

Por qué charlotte corday mató a marat

Jacques-Louis David (1748-1825) fue el pintor de escenas históricas más conocido de su generación. Fue un firme partidario de la República Francesa y se convirtió en su artista oficial. Su cuadro La muerte de Marat es una de las grandes imágenes propagandísticas de la Revolución Francesa.

Jean-Paul Marat (1743 -1793) fue más conocido por su papel de periodista y político radical durante la Revolución Francesa. Era un apasionado de los derechos de las clases más pobres y éstas, a su vez, lo consideraban un héroe. Sin embargo, sus opiniones intransigentes y a menudo violentas le llevaron a tener muchos enemigos. Uno de ellos fue Charlotte Corday, partidaria del grupo político girondino. El 13 de julio de 1793, Charlotte engañó a Marat para que le permitiera entrar en su apartamento. Charlotte apuñaló a Marat hasta la muerte en su bañera (en la que se tumbaba durante horas para aliviar una dolorosa afección cutánea) y posteriormente fue juzgada y guillotinada por su asesinato.

Jean-Jacques David, amigo íntimo de Marat, fue invitado a pintar a Marat antes de organizar su funeral. La mayor parte de los detalles del cuadro están adornados o son simbólicos, pero el cuadro consiguió cimentar la reputación de Marat entre sus partidarios como héroe y mártir.

Napoleón cruzando los alpes

La muerte de Marat (en francés: La Mort de Marat o Marat Assassiné) es un cuadro de 1793 realizado por Jacques-Louis David sobre el líder revolucionario francés asesinado Jean-Paul Marat. Es una de las imágenes más famosas de la Revolución Francesa. David era el principal pintor francés, además de montañés y miembro del revolucionario Comité de Seguridad General. El cuadro muestra al periodista radical muerto en su bañera el 13 de julio de 1793, tras ser asesinado por Charlotte Corday. Pintado en los meses posteriores al asesinato de Marat, ha sido descrito por T. J. Clark como el primer cuadro modernista, por “la forma en que tomó la materia de la política como material, y no la transmutó”[1].

Marat (24 de mayo de 1743 – 13 de julio de 1793) fue uno de los líderes de los Montagnards, la facción radical ascendente en la política francesa durante el Reinado del Terror hasta la Reacción Termidoriana. Charlotte Corday era una girondina de una familia aristocrática menor y una enemiga política de Marat que le culpaba de la Masacre de Septiembre. Entró en las habitaciones de Marat con una nota en la que prometía detalles sobre una red contrarrevolucionaria en Caen.

Jean-paul maratmédico francés

La muerte de Marat (en francés: La Mort de Marat o Marat Assassiné) es un cuadro de 1793 realizado por Jacques-Louis David sobre el líder revolucionario francés asesinado Jean-Paul Marat. Es una de las imágenes más famosas de la Revolución Francesa. David era el principal pintor francés, además de montañés y miembro del revolucionario Comité de Seguridad General. El cuadro muestra al periodista radical muerto en su bañera el 13 de julio de 1793 tras ser asesinado por Charlotte Corday. Pintado en los meses posteriores al asesinato de Marat, ha sido descrito por T. J. Clark como el primer cuadro modernista, por “la forma en que tomó la materia de la política como material, y no la transmutó”.

Marat (24 de mayo de 1743 – 13 de julio de 1793) fue uno de los líderes de los Montagnards, la facción radical ascendente en la política francesa durante el Reinado del Terror hasta la Reacción Termidoriana. Charlotte Corday era una girondina de una familia aristocrática menor y una enemiga política de Marat que le culpaba de la Masacre de Septiembre. Entró en las habitaciones de Marat con una nota en la que prometía detalles sobre una red contrarrevolucionaria en Caen.

Análisis de la muerte de marat

Jacques-Louis David (1748-1825) fue el pintor de escenas históricas más conocido de su generación. Fue un firme partidario de la República Francesa y se convirtió en su artista oficial. Su cuadro La muerte de Marat es una de las grandes imágenes propagandísticas de la Revolución Francesa.

Jean-Paul Marat (1743 -1793) fue más conocido por su papel de periodista y político radical durante la Revolución Francesa. Era un apasionado de los derechos de las clases más pobres y éstas, a su vez, lo consideraban un héroe. Sin embargo, sus opiniones intransigentes y a menudo violentas le llevaron a tener muchos enemigos. Uno de ellos fue Charlotte Corday, partidaria del grupo político girondino. El 13 de julio de 1793, Charlotte engañó a Marat para que le permitiera entrar en su apartamento. Charlotte apuñaló a Marat hasta la muerte en su bañera (en la que se tumbaba durante horas para aliviar una dolorosa afección cutánea) y posteriormente fue juzgada y guillotinada por su asesinato.

Jean-Jacques David, amigo íntimo de Marat, fue invitado a pintar a Marat antes de organizar su funeral. La mayor parte de los detalles del cuadro están adornados o son simbólicos, pero el cuadro consiguió cimentar la reputación de Marat entre sus partidarios como héroe y mártir.