Museo wurth la rioja

Museo wurth la rioja

Balcón de mateo

La idea principal era proyectar un argumento que permitiera que fuera el mismo sitio el que suministrara las pautas de intervención, poniendo de manifiesto sus condiciones morfológicas, topográficas y topológicas y las formas del nuevo paisaje. Estas líneas desordenadas recuerdan a la naturaleza, ramas, hojas, canales, grietas, ríos. Estas líneas parecen crear una cuadrícula virtual sobre el lugar existente, geometrizando el terreno y organizándolo también.
Así conseguimos controlar cada una de las diferentes áreas del futuro paisaje. El resultado, no es un jardín arbitrario es un espacio donde todo está en su lugar y tiene un equilibrio racional. Estas líneas irregulares, se ensanchan y se estrechan, se cruzan y se entrelazan, y se adaptan a la topografía solar. Volúmenes de madera que sobresalen del suelo, muros de hormigón y pasarelas como rocas que irrumpen en la quietud de la vegetación. Se convierten en paseos y áreas de descanso. Otras franjas se convierten en muros verticales de árboles, encajes de ramas permeables, zonas de corteza que recuerdan el suelo del bosque, piedras de guijarros blancos erosionados con el tiempo por el agua, como si de un río se tratara. El paseo de hormigón nos lleva por un sorprendente paseo, donde todo se mueve al mismo ritmo, hierbas, árboles, rocas y láminas de agua.

Museo wurth la rioja 2020

La idea principal del diseño de Dom Arquitectura fue producir condiciones y formas morfológicas, topográficas y topológicas dentro del nuevo paisaje.    Siga la pausa para ver una descripción más detallada y fotografías de los jardines del Museo Wurth La Rioja.
Las líneas del paisaje recuerdan a la naturaleza: ramas, hojas, canales, grietas, ríos. Parecen crear una cuadrícula virtual sobre el sitio existente proporcionando organización, a pesar de su desorden visual.
Las líneas irregulares del paisaje se ensanchan y estrechan, se cruzan y entrelazan, y se adaptan a la topografía solar. Los volúmenes de madera sobresalen del suelo, los muros de hormigón y las pasarelas como rocas se convierten en paseos y áreas de descanso.

Museo würth

La exposición no pretende definir el arte español contemporáneo, sino mostrar una visión personal, un trabajo subjetivo de reflexión que obedece a los criterios del comisario, que ha seleccionado a los artistas “por su capacidad técnica (poder de decir algo) y su capacidad inventiva (tener algo que decir), por su capacidad de componer y crear nuevos mundos, por su poder de intención destacando el potencial de encender o abrir un cambio en nuestra perspectiva, de explorar las nociones y conceptos inherentes a la construcción, activación y significado de las imágenes”.

House of science

To approach the work of the artist Christopher Lehmpfuhl (Berlin, 1972) is to embark on a journey through the history of painting. His artistic process is heir to the impressionist daring of painting directly in the spaces represented (he is a painter en plein air) regardless of weather conditions, and to the expressionist conviction that art is a channel for capturing the artist’s subjectivity, in this case through his urban and natural landscapes.
The exhibition is completed with objects donated by the artist, which help us to interpret his work process. As well as three documentaries, directed by Sebastian Schrade and produced in 2010, 2014 and 2016. In them we discover his interests and delve into his creative process, in three very different places, in two natural environments such as Helgoland (Germany) and Iceland, as well as in the urban environment of Berlin, his hometown.