Marca motor todos los modelos

El mejor fabricante de motores del mundo

La nueva unidad diésel de cuatro cilindros OM 654 marca el debut de una innovadora familia de motores de Mercedes-Benz. La eficiencia y las emisiones ejemplares garantizan que este motor diésel de alta calidad está preparado para el futuro, al tiempo que subraya el papel clave que debe desempeñar el motor diésel en la consecución de los exigentes objetivos climáticos mundiales. El primer motor diésel de cuatro cilindros totalmente de aluminio de Mercedes-Benz celebró su estreno mundial en la nueva Clase E E 220 d en la primavera de 2016.

Mercedes-Benz E 220 d Berlina: Consumo de combustible combinado: 4,3 – 3,9 l/ 100 km; emisiones combinadas de CO2: 112 – 102 g/km; Mercedes-Benz E 220 d T-Model: Consumo de combustible combinado: 4,6 – 4,2 l/ 100 km; emisiones combinadas de CO2: 120 – 109 g/km; Mercedes-Benz E 220 d Coupé: Consumo de combustible combinado: 4,6 – 4,0 l/ 100 km; emisiones combinadas de CO2: 119 – 106 g/km; Mercedes-Benz E 220 d Cabriolet: Consumo de combustible combinado: 4,9 – 4,3 l/ 100 km; emisiones combinadas de CO2: 126 – 113 g/km*.

En su hoja de ruta hacia la movilidad sostenible, Mercedes-Benz concede una importancia fundamental a la optimización de los modernos motores de combustión interna junto con los vehículos híbridos y eléctricos. En particular, el motor diésel, económico, limpio y, sobre todo en Europa, muy popular, contribuye de forma importante a seguir reduciendo el consumo del parque móvil. Mercedes-Benz está en el buen camino. En dos décadas, desde 1995, el consumo medio del parque automovilístico se ha reducido casi a la mitad, pasando de 9,2 l/100 km (230 g de CO2/km) a 5,0 l/100 km (125 g de CO2/km). En la actualidad, Mercedes-Benz Cars cuenta con 68 modelos que emiten menos de 120 g/km y 108 modelos con la etiqueta de eficiencia A+ o A.

Motor gm familia 1

Cada una de las páginas de enlaces que se enumeran a continuación, contienen una imagen de ejemplo de los motores Glow / Nitro del fabricante o de la marca, y si se encuentra, proporciona algunos detalles, como el nombre del motor, el tamaño, el año aproximado de producción, el país de origen, el diseñador, el fabricante y la ubicación de la empresa de fabricación.

La invención de la bujía de incandescencia, por Ray Arden en 1948, creó nada menos que una revolución en la ingeniería de modelos. A partir de ese momento, la línea de control y el RC se transformaron, y con las nuevas “bujías” que tenían la misma rosca que las antiguas bujías, los viejos motores de encendido podían convertirse instantáneamente en motores de incandescencia.

Alimentado por una mezcla de nitrometano y metanol, el moderno calentador de motor nitro tiene una bobina de platino-iridio, que se calienta inicialmente utilizando una corriente eléctrica de un “Starter” para encender el combustible y comenzar el proceso. A partir de este punto, el calor producido por la compresión y la combustión mantiene el motor en marcha hasta que el flujo de combustible se corta o simplemente se agota.

Los coches de turismo alimentados con nitro requieren una capacidad específica. Su primera consideración debe ser el tubo de escape. Algunos modelos sólo aceptan una configuración de tubo de escape trasero, pero la mayoría aceptan el tubo lateral más convencional.

Motor de gasolina pequeño de gm

En los años 70, GM empezó a ver problemas en su enfoque. Por ejemplo, cuatro divisiones norteamericanas diferentes (Chevrolet, Pontiac, Oldsmobile y Buick) ofrecían cuatro versiones completamente distintas de un motor V8 de 350 cu., y muy pocas piezas se intercambiaban entre los cuatro diseños a pesar de sus similitudes visuales, lo que provocaba la confusión de los propietarios que, naturalmente, daban por sentado que las piezas de repuesto podían utilizarse en todas las marcas. Además de estos problemas y del evidente solapamiento de los costes de producción, el coste de certificar tantos motores diferentes para cumplir con las cada vez más estrictas normativas mundiales sobre emisiones amenazaba con ser muy costoso.

Por ello, a principios de los años 80, GM había consolidado sus esfuerzos de ingeniería de trenes motrices en unas pocas líneas distintas. En general, las unidades de ingeniería norteamericana y europea se mantuvieron separadas, mientras que Holden, de Australia, y otras divisiones mundiales tomaban prestados los diseños de una u otra cuando era necesario. GM también llegó a acuerdos de reparto con otros fabricantes, como Isuzu y Nissan, para cubrir ciertas carencias de ingeniería. Asimismo, la empresa compró otras empresas de automoción (como Saab y Daewoo) y acabó incorporando sus diseños de motor a la cartera corporativa. Más tarde, GM reorganizó su división de trenes de potencia y la convirtió en GM Global Propulsion Systems, con sede en Pontiac, Michigan[6].

Motores gm v8

Wards 10 “Best” Engines es una lista anual de los diez “mejores” motores de automóviles disponibles en el mercado estadounidense, que son seleccionados por la revista Ward’s AutoWorld. La lista se inició en 1994 para el modelo del año 1995, y se ha elaborado cada año desde entonces, publicándose a finales del año anterior.

Los motores deben estar disponibles en vehículos de producción regular a la venta en el mercado estadounidense a más tardar en el primer trimestre del año. La elegibilidad también se ha basado en la disponibilidad en un vehículo por debajo de un límite de precio base, que aumentó progresivamente desde 50.000 dólares para la lista de 1995 hasta 65.000 dólares para la lista de 2020; este límite se eliminó para futuras competiciones tras el anuncio de los ganadores de 2020.[1] Durante un período de pruebas de 2 meses, los editores de Wards evalúan cada motor según una serie de criterios objetivos y subjetivos en situaciones de conducción cotidiana – no hay pruebas instrumentadas. La selección tiene en cuenta la potencia y el par motor, los niveles de ruido, vibración y dureza (NVH), la relevancia técnica y las cifras básicas de comparación. Cada motor compite con todos los demás.