Ministerio del interior dgt

Ministerio de justicia

Descubrimos que la mayoría de los ciudadanos sólo tomaron conciencia de los peligros de la bicicleta en España cuando les ocurrieron accidentes a ellos mismos o a personas conocidas. Para ayudar a crear una conexión más potente entre el público y las víctimas, utilizamos los datos de geolocalización del último viaje de una víctima para recrear la ruta con bicicletas autoconducidas. Seguir las bicicletas “Soul Rider” permitiría conocer la vida del ser humano que una vez recorrió esas mismas calles. También diseñamos una página web en la que se podían descubrir y “recorrer” los últimos paseos de varios ciclistas fallecidos, leer y escuchar sus historias y aprender consejos de seguridad vial.
Gracias a la campaña, los medios de comunicación han empezado a cubrir los accidentes de ciclistas con más frecuencia. Cada vez que se produce un nuevo accidente de ciclista, los medios de comunicación y el público utilizan nuestro hashtag para concienciar sobre este problema.

Wikipedia

El objetivo general de este estudio es ajustar y adaptar la evaluación de los conductores a las características de la población actual. Los objetivos específicos, de acuerdo con la función preventiva de los Centros de Reconocimiento de Conductores, incluyen la normalización (modernización/renovación) de las escalas de equipamiento utilizadas para evaluar la capacidad perceptivo-motora de los conductores, de acuerdo con los cambios psicológicos, sociales, tecnológicos, contextuales, etc. que se han producido desde la última normalización del equipamiento (Resolución 14/VI/1987 DGT).
Algunas de las cuestiones clave que justifican la necesidad de normalizar los baremos actualmente utilizados para evaluar la psicomotricidad de los conductores son, por un lado, los cambios que se han producido en los aspectos psicológicos evaluados en el modelo preventivo español (psicomotricidad, habilidades intelectuales, estilos cognitivos, personalidad y actitudes relacionadas con la conducción) en los últimos años como consecuencia de la evolución científica, económica y social, entre otros.
Por otra parte, el aumento del nivel sociocultural de los sujetos, derivado de una mayor disponibilidad y acceso a la cultura, el crecimiento del conocimiento científico sobre los procesos psicológicos y más concretamente sobre el proceso perceptivo, que asociado a otros procesos psicológicos básicos conduce a la emisión de una respuesta motora, así como el dramático crecimiento del número de conductores en nuestras carreteras y de la gama de automóviles y, en consecuencia, del número de accidentes, son aspectos clave que refuerzan la necesidad de estandarizar los baremos mencionados.

Ministerio de españa

El piloto español se compone de cinco pilotos diferentes, cada uno de ellos con su conjunto único de tecnologías y servicios C-ITS, y con la participación de diferentes socios. Esta heterogeneidad pretende cubrir un amplio espectro de casos de uso, en aras de evaluar el impacto de la movilidad conectada en muchos escenarios representativos. En este sentido, la ejecución eficaz de la fase de pilotaje depende de una programación previa precisa y de la definición de la metodología de evaluación. Este conjunto de pilotos ha sido cuidadosamente elegido para verificar la interoperabilidad a nivel nacional y europeo, así como el valor añadido de los servicios C-ITS en diferentes escenarios.
El piloto se ubicará a lo largo de la red global de carreteras en España con una extensión de aproximadamente 12.270 km. Los servicios se desplegarán a través de una Plataforma IoT (Internet de las Cosas) utilizando tecnologías de comunicación basadas en celulares (3G y 4G/LTE) y el número estimado de usuarios es de 10.000.

Ministerio del interior

La DGT está formada por 50 sedes provinciales, una por cada provincia, dos sedes locales en Ceuta y Melilla y 14 oficinas locales (Alcorcón, Alzira, Cartagena, Fuerteventura, Gijón, Ibiza, Lanzarote, La Línea de la Concepción, Menorca, La Palma, Sabadell, Santiago de Compostela y Talavera de la Reina).
El Director General es un funcionario que se encarga del funcionamiento cotidiano de la DGT. El actual director general es Pere Navarro Olivella. Navarro Olivella ya fue director general de Tráfico entre 2004 y 2012.